Aventura en la Naturaleza

Cielos Oscuros

Dato curioso: la región de las 'Cuatro Esquinas' de los Estados Unidos tiene la mayor cantidad de comunidades IDA Dark Sky -certificación que otorga la Asociación Internacional de Cielos Oscuros; IDA, por su sigla en inglés- en el mundo. De hecho, Arizona tiene 19 comunidades, lugares y parques de cielo oscuro, dos de los cuales son Parques Nacionales (Gran Cañón y Bosque Petrificado).

Arizona contribuyó a que naciera el movimiento de preservación del cielo oscuro cuando, en 2001, la Asociación Internacional de los Cielos Oscuros designó a Flagstaff como la primera ciudad de cielo oscuro del mundo por su compromiso para proteger sus cielos nocturnos favorables a la observación de las estrellas. Desde entonces, otras cinco comunidades de Arizona — Sedona, Big Park (pueblo de Oak Creek), Cottonwood, Fountain Hills y Thunder Mountain Pootseev Nightsky— han obtenido el estatus de Cielo Oscuro de la IDA.

Arizona también cuenta con 12 Dark Sky Parks o Parques de Cielo Oscuro, definidos por la IDA como tierras con "una calidad excepcional de noches estrelladas y un ambiente nocturno que está específicamente protegido para su patrimonio científico, natural, educativo, cultural y / o disfrute público". El más famoso de ellos es el Parque Nacional del Gran Cañón, donde los extraordinariamente hermosos cielos nocturnos sin duda hacen honor al recordatorio del Servicio de Parques de que "la mitad del parque es después del anochecer".

Parques Dark Sky de Arizona, certificados por la IDA


Chiricahua National Monument
Grand Canyon National Park
Kartchner Caverns State Park
Oracle State Park
Parashant National Monument
Pipe Spring National Monument
Petrified Forest National Park
Sunset Crater Volcano National Monument
Tumacácori National Historical Park
Tonto National Monument
Walnut Canyon National Monument
Wupatki National Monument

¿Por qué Arizona es un lugar tan maravilloso para observar las estrellas? La respuesta es simple: buen tiempo, geografía montañosa y buena gestión urbana. En una noche clara, puedes ver Mercurio, Marte, Júpiter y la galaxia de Andrómeda. El cielo está inundado de estrellas, estrellas dobles y cúmulos estelares.

"Arizona ha sido un lugar preferido para los astrónomos, tanto profesionales como aficionados, desde principios de la década de 1900", dice Mike Weasner, un astrofísico que ayudó a Oracle State Park a ganar el estatus de cielo oscuro. "Se debe al buen tiempo en general y a que las montañas están por encima de la parte más gruesa de la atmósfera".

Las montañas también protegen los oasis del cielo oscuro del resplandor del cielo urbano. En el caso de Oracle State Park, que está a solo 32 kilómetros (20 millas) de Tucson, las montañas de Santa Catalina bloquean las luces de la ciudad. Del mismo modo, Fountain Hills, un asentamiento al norte del área metropolitana de Phoenix, disfruta de noches sorprendentemente oscuras gracias al velo rocoso proporcionado por las montañas McDowell.

En todo Arizona, tanto en agrestes y alejados terrenos públicos como dentro de los límites de la ciudad, la experiencia del visitante no termina al ponerse el sol. Y es que este estado, sinónimo de sol y cielo azul, es igualmente espectacular cuando salen las estrellas.